BLOG

Listeria y embarazo. ¡Mejor prevenir!

Infectarse por la listeria en el embarazo es peligroso para el feto

La listeriosis se adquiere mediante la ingesta de alimentos contaminados. Aunque la enfermedad materna suele ser leve, la infección fetal se asocia con un índice elevado de morbilidad y mortalidad. La educación en relación con las posibles fuentes de contagio es fundamental en su prevención.

Por iniciativa de la Unidad de Neonatología del Clínico, con la colaboración de expertos de Medicina Materno-Fetal, Microbiología y Medicina Preventiva del hospital, se ha elaborado un póster/hoja informativa para entregar a las gestantes con el objetivo de disminuir los casos de listeriosis en el embarazo.

Image

Clicar imagen para ver PÓSTER

Autores: J.M. Rodríguez-Miguélez 1, C. Bianchi 1, A. Goncé 2 , J. Bosch 3, A. Vilella 4, J. Figueras.
1.Servicios de Neonatología y Medicina Materno-Fetal,2.(BCNatal.ICGON),Microbiología,3.(CDB),
Medicina Preventiva y Epidemiología, 4.(UASP). Hospital Clínic Barcelona

La listeriosis es una infección infradiagnosticada. Si estás embarazada y presentas síntomas compatibles con una infección por listeria, acude a tu médico. La administración a tiempo de un tratamiento antibiótico adecuado puede proteger a tu hijo.

¿Qué sabes de la listeria y sus consecuencias durante el embarazo?

La infección reviste una importancia fundamental en las embarazadas. Se estima que esta infección es hasta es 18 veces más frecuente durante la gestación, y del 16% al 27% de todos los casos suceden en embarazadas.

La frecuencia de la listeriosis aumentó considerablemente a partir de la década de los  setenta en asociación con la introducción de las comidas procesadas y listas para comer que pueden estar contaminadas con Listeria monocytogenes. Su incidencia  ha aumentado significativamente en los últimos años, pasando en nuestro medio de un 0.2 a un 0.8 por cada 1000 partos a partir del año 2002.

Presenta cierta estacionalidad con una mayor incidencia en verano. La infección puede aparecer en forma de caso aislado o de pequeño brote epidémico. Incubación variable de 1-90 días.

L. monocytogenes es un bacilo anaerobio facultativo, grampositivo, que tolera temperaturas altas y bajas y concentraciones elevadas de sal. El germen es capaz de sobrevivir durante varios meses en el suelo; la pasteurización y la mayoría de los agentes desinfectantes eliminan este germen. En el 5% de los sujetos sanos, se cultiva L. monocytogenes en materia fecal; la prevalencia del estado de portador en heces es del 1% al 15%; en cambio, la colonización de la vagina no es habitual. Se han detectado cepas patogénicas en el tracto gastrointestinal de personas  asintomáticos.

La bacteria se detecta en materia fecal en alrededor del 70% de las mujeres sanas no embarazadas y en el 44% de las embarazadas. Si bien la gestación no parece modificar el estado de portador en heces, vagina, cuello uterino u orofaringe, dicho estado podría representar un factor predisponente de listeriosis perinatal

La colonización transitoria del tracto digestivo por L. monocytogenes es frecuente; sin embargo, la enfermedad invasiva es muy rara. Debido a que L. monocytogenes puede ingresar al organismo sin comprometer la integridad de la mucosa gastrointestinal, la infección habitualmente es asintomática. La presencia de síntomas puede obedecer a la infección simultánea por otros gérmenes.

La listeriosis en la gestante inmunocompetente suele ser un cuadro leve y autolimitado pero puede tener graves repercusiones fetales.

Clínicamente, la listeriosis de la gestación se caracteriza por un síndrome gripal, con fiebre, dolor lumbar, cefalea, vómitos y diarrea, dolores musculares. Alrededor del 29% de las mujeres permanece sin síntomas. La placenta infectada se transforma en un reservorio para la reinfección. La listeriosis durante el embarazo se asocia con un pronóstico fetal adverso, especialmente cuando la infección sucede en los primeros meses del embarazo. El aborto, el nacimiento de un niño muerto, el nacimiento pretérmino y la mortalidad perinatal son algunas de las posibles complicaciones de la listeriosis.

Globalmente, presenta un 40-50% de mortalidad fetal o neonatal.Si la infección se produce en primer o segundo trimestre (20%de los casos) produce abortos sépticos y muerte fetal intrauterina. Si se produce en el tercer trimestre (80% de los casos)produce en 2/3 de los casos corioamnionitis y parto prematuro con un 20% de mortalidadperinatal. En 1/3 casos puede cursar de forma asintomática en el feto/neonato.

Para saber más sobre Listeria y embarazo clica  AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: