Archive for febrero 2018

Ansiedad por comer. Practica el “Mindfull Eating”

Ansiedad por comer. Un problema muy frecuente

Sentir ansiedad por comer es un problema muy frecuente. Muchas personas lo sufren en menor o mayor grado. Para muchos es un problema grave que les afecta en muchos ámbitos de su vida.

La ansiedad por comer se caracteriza por sentir un impulso, muchas veces irrefrenable, por comer productos que sabes que no son buenos para tu salud.

Los últimos estudios indican que los productos ultraprocesados tienen características adictivas y actúan en el cerebro del mismo modo que algunas drogas.Normalmente los productos que la ansiedad te empuja a comer son aquellos que sabes que no son sanos pero que te gustan mucho: chocolate, bollería, galletas, helado, patatas fritas, pan, pizza… Esto tiene una razón de ser: son productos diseñados por la industria alimentaria para ser muy sabrosos y que son una combinación de azúcares, harinas refinadas, grasas de mala calidad y sal. Estos productos, actúan directamente en el centro de recompensa de nuestro cerebro generando una sensación de placer inmediata.

Otra de las causas de la ansiedad por comer es el llamado “Hambre emocional“.Las personas que lo padecen utilizan la comida como vía de escape de sus emociones. Cuando se sienten tristes, nerviosos, estresados o incluso aburridos, recurren a la comida como fuente de placer inmediato. El problema principal es que está gratificación inmediata es pasajera. Comen, se sienten culpables por haberlo hecho y siguen comiendo para escaparse de este sentimiento de culpabilidad.

Por último no  olvidemos que estamos todos inmersos en un ambiente obesinógeno que favorece el acceso , a todas horas y en cualquier lugar, a productos ultraprocesados e insanos 

¿Cómo puedes saber si la ansiedad por comer te está afectando?

-Si sientes que no tienes control sobre lo que comes.
-Si comes de manera frecuente productos ultraprocesados y luego te sientes culpable.
-Si te escondes para comer.
-Si estás todo el día pensando en comida.
-Si tienes que hacer un esfuerzo muy grande para controlar lo que comes.
-Si te propones cada día que hoy no vas a repetir tu conducta alimenticia y no lo consigues.

ANSIEDAD, HAMBRE EMOCIONAL y MINDFULL EATING

El hábito del mindfulness, o pensamiento consciente, lo podemos llevar a la alimentación( Mindfulness Eating) y a través de ello lograr y practicar un  excelente método ( Mindfull Eating) para prevenir y combatir el “hambre emocional”.

El término Mindfull Eating se puede traducir como alimentación consciente. Se trata en realidad de aprender a ser conscientes de cómo nos relacionamos con la comida, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante este proceso.

Hay que tener en cuenta que la alimentación está muy ligada a las emociones y el aprendizaje en las edades tempranas es fundamental. En ocasiones dejamos que las emociones controlen nuestra manera de comer. La ansiedad, el estrés y las prisas de la vida diaria acaban invadiendo el momento de las comidas y pueden llevarnos a comer de un modo mecánico, incluso involuntario y finalmente trasladamos este ejemplo a  nuestros niños.

Realizar, al menos una vez al día, una comida en familia ayuda, no  sólo a comunicarnos después de un día agitado, sino además a tomar conciencia de la importancia de la alimentación.   Comer despacio, saborear los alimentos, entender que algunos son necesarios para nuestro desarrollo, disfrutar con lo que nos gusta, etc.

Para tener una costumbre de comer “mindful”, no es necesario que en todas las comidas haya que poner una “sobre-observación”. Podemos dedicar unos minutos cada día para practicar comer de forma consciente.Se trata de poner nuestra atención en la acción que estemos realizando, sin juzgar, sin otras distracciones y sin dejarnos llevar por la inercia de emociones y pensamientos que cargamos durante el día. El hecho de introducir una práctica de conexión con lo que vamos comer, en un par de bocados al día, puede ayudarnos a conocernos más  e identificar cómo es nuestra relación con la comida.  Tan simple como darnos cuenta de qué y cómo estamos comiendo.

“Escuchando” nuestro cuerpo sabremos descubrir cuando nos hemos saciado tras haber comido. No tenemos porqué terminar siempre toda la comida del plato, algo que hacemos , sobre todo, cuando no somos del todo conscientes del acto de comer o nos afectan emociones o distracciones que afectan nuestras comidas.

El practicar una alimentación consciente será una gran ayuda para tener una relación conveniente y saludable con la alimentación y protegernos de enfermedades tan frecuentes  hoy en día como son la anorexia y la bulimia.

Como podéis ver, no se ha inventado nada nuevo.  Se trata de recuperar hábitos que las  prisas de la vida cotidiana nos han hecho perder y sin embargo, son fundamentales para el desarrollo de nuestros hijos.

Pongámoslo en práctica y empecemos a disfrutarlo.¿Te animas a practicar el Mindful Eating?

8 CONSEJOS para poner en práctica el MINDFUL EATING

Cena en familia

  1. Come de manera equilibrada y adapta la cantidad a la que realmente necesita tu cuerpo. Ni más ni menos.
  2. Disfruta del sabor de los alimentos, masticando despacio, saboreando cada bocado como si fueras un gourmet, ayúdate dejando entre cada bocado los cubiertos en el plato.
  3. Deja de comer cuando estés lleno, es decir podrías seguir comiendo pero si escuchas bien a tu cuerpo podrás detectar fácilmente si ya tienes suficiente.
  4. Dedica como mínimo 15 minutos al día para realizar cada una de las principales comidas.
  5. Cuando comas, come. Intenta en la medida de lo que sea posible que las preocupaciones no ocupen tu mente a la hora de comer.
  6. Aprovecha la hora de la comida para charlar con tu familia, tus amigos o compañeros y compartir un agradable momento con ellos.
  7. Intenta que el entorno en el que comes sea lo más agradable posible para que la experiencia del mindful eating sea lo más completa y gozosa posible.
  8. Disposición adecuada: apaga cualquier dispositivo tecnológico, ya que si lo enciendes te apagas tú y te pierdes.
More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies